Simó Tortella

Muebles de por vida

Simó Tortella (Mallorca, 1972) lleva más de 30 años trabajando la madera, toda una vida. Su abuelo enseñó el oficio a su padre y su padre se lo enseñó a él. Sus piezas, cada vez más cotizadas, viajan a hogares de todo el mundo para llenar espacios con alma desde Nueva York a Alemania pasando por Dinamarca, Suiza o Francia y, por supuesto, Mallorca.

A diferencia de otros niños, de pequeño Simó Tortella disfrutaba más en el taller de su padre jugando con trozos de madera, escuadras, serruchos y martillos que con una pelota de fútbol. “Durante los veranos, con 13 o 14 años, ya trabajaba en el taller familiar, y a los 19 empecé a dedicarme completamente a ello”, dice.

La ebanistería Germans Tortella, fundada en 1967 en Petra, un pueblecito en el centro de Mallorca, lleva más de 50 años creando a mano muebles, mesas, sillas y canteranos. “En estos tiempos se le da más visibilidad al trabajo hecho a mano, sobre todo a raíz de la influencia nórdica, porque es un sello de garantía. Hace 25 años se promovió en la isla una distinción para dar más valor al trabajo local y artesano, y en los últimos años ha vuelto a coger fuerza”.


Cada vez que Simó fabrica una pieza con sus propias manos se siente muy agradecido y responsabilizado. “Cuando creo un mueble sé que va a durar varias vidas, cien años como mínimo, no hay fecha de caducidad. En el momento en que lo terminas y envías al cliente, el mueble empieza su propia historia y sé que, pase lo que pase, yo formo parte de esa historia”.

Trabajar a mano, según él, no se basa únicamente en un secreto, sino “en un conjunto de aspectos que transcienden a las propias manos. El cuerpo, por ejemplo, es importante. Si no te encuentras bien, no crearás una buena pieza. También es muy importante que la madera sea de calidad y darle las condiciones que necesita. Desde que empiezas a trabajar con un tronco limpio pueden pasar siete u ocho años. Nunca habrá dos piezas iguales porque no existen dos árboles iguales”.


Para Simó, “el canterano es el mueble tradicional más emblemático de Mallorca, se puede colocar en cualquier parte de una casa: en la entrada, en la habitación, en el salón o en el comedor”. El canterano es una evolución de la caixada. Hace siglos, cuando alguien se casaba [...]


--------


Lee este reportaje completo en la revista IN PALMA 71. Y si lo deseas, suscríbete a la revista IN PALMA durante 1 año y recibe en tu casa las próximas 4 ediciones de la revista.

Image modal Image modal