Regreso a las raíces

“Platón y Aristóteles son lo más moderno que hay, pero no porque lo diga yo, sino porque todavía no se han superado.” La reflexión de José Luis Martínez sirve para entender por qué este filósofo amante de la literatura y los buenos vinos ha creado la primera Escuela de Humanidades de Mallorca, además de abrir la Librería Alejandría, un tesoro que contiene los mil mejores libros de la historia de la literatura.

En el cuadro de Rafael La escuela de Atenas, Platón señala hacia arriba aludiendo al concepto del mundo de las ideas, y Aristóteles, en un gesto contrapuesto, señala hacia abajo en dirección al mundo material. Maestro y discípulo se nos presentan en esta composición rodeados de arte, filosofía y ciencia, haciendo referencia a lo que fue la gran escuela del conocimiento. 

Con la Escuela de Humanidades de Palma, José Luis ha intentado emular los pasos de los antiguos maestros griegos, inspirado por las palabras de Sócrates cuando sostenía que está muy bien estudiar las estrellas, pero que el ser humano es mucho más apasionante. 


“La cultura de internet es la cultura del olvido. Nada tiene valor, todo es exactamente igual”, considera José Luis, propietario a su vez de La Biblioteca de Babel, una de las librerías más bonitas de Palma. Desafiando el ritmo acelerado al que está sometida la sociedad actual, La Escuela de Humanidades propone regresar a las raíces, al debate, a la conversación entre amigos sentados alrededor de una mesa, a fomentar el intercambio y el conocimiento plantando cara a la vorágine de la era digital. 

Una escuela enfocada al estudio y divulgación de las humanidades donde ciencias y letras van de la mano complementándose, a través de cursos, talleres y seminarios impartidos por expertos en creación literaria, neurociencia, caligrafía china, guion audiovisual, lenguas clásicas o mitología, entre otros, con el objetivo de humanizar la cultura.


Librería Alejandría

El universo (que otros llaman la Biblioteca) se compone de un número indefinido, y tal vez infinito, de galerías hexagonales, con vastos pozos de ventilación en el medio, cercados por barandas bajísimas. Desde cualquier hexágono se ven los pisos inferiores y superiores: interminablemente”, escribe Jorge Luis Borges en su cuento La Biblioteca de Babel

José Luis y su equipo se inspiraron en esta idea de Borges para crear la Librería Alejandría, en la céntrica Costa de Can Muntaner, con una propuesta original: sus estanterías albergan los mil mejores libros de la historia, según criterio de José Luis, disponibles también en su idioma original. “La Librería Alejandría viene a ser nuestra arca de Noé de papel frente al diluvio digital y tecnológico. El cartel verde de la entrada recuerda a la típica librería londinense de Charing Cross Road en los años 50”, dice mientras alza las rejas metálicas de este peculiar espacio.


Mientras apura su café, José Luis confiesa sentir verdadera admiración por la gente que es capaz de aguantar un año sin leer un libro “en esta cotidianidad tan sumamente aburrida. No sé cómo lo hacen, les admiro”, sentencia con ironía. La energía que desprende el librero al empezar a hablar de sus libros y autores favoritos es contagiosa, “libros relativamente famosos que a cualquier persona le pueden gustar”, comenta. 


En primer lugar cita la Biblia, “un libro fundacional en el que además aparecen todos los géneros literarios, desde el género fantástico del Apocalipsis hasta la poesía romántica y pastoril del Cantar de los Cantares. De alguna forma, la Biblia contiene ya todos los demás libros”, dice José Luis.

“La Odisea es el texto mítico del gran viaje, de la gran aventura del héroe, Ulises, que lucha por alcanzar su humanidad, y del ciclo sagrado de la vida. Don Quijote de la Mancha significa muchas cosas, pero, ante todo, el invento genial de la novela, el placer inmenso de la narración, poner en primer término la grandeza del ser humano a través de la ternura y la ironía”.


Gargantúa y Pantagruel, Tristram Shandy o cualquier novela de Charles Dickens son obras que contribuyen a enriquecer la herencia del Quijote: divertidas, sarcásticas, maravillosamente irreverentes. “Y en una lista como esta no pueden faltar algunas de las obras místicas, desde los poetas sufíes al Cántico Espiritual de Juan de la Cruz, donde la palabra alza el vuelo y la música es callada, como de íntima celebración... ¡Y cómo olvidar el Hamlet de Shakespeare, los Ensayos de Montaigne, o cualquier obra de Balzac, o de Pérez Galdós!”, continúa José Luis en su papel de librero prescriptor.

Para él, los cuentos de Chejov y de Maupassant representan la mejor muestra de las grandes novelas del siglo XIX. “Y que nadie deje de leer, por favor, el gran clásico chino Viaje al Oeste, las aventuras del Rey Mono. ¡Me lo agradecerán!”.


José Luis no quiere dejar fuera a algunos de los escritores más importantes del último siglo. “Creo que todo el mundo debería de leer El primer hombre, de Albert Camus, el Quadern Gris de Josep Pla, y cualquier obra salida de la desbordante imaginación de Álvaro Cunqueiro. Además de La Isla del Tesoro de Robert Louis Stevenson, por supuesto”, recomienda. Y concluye citando a “tres autoras inteligentísimas y fascinantes, inclasificables las tres, que han brillado en el abigarrado mundo del pensamiento del siglo XX: Simone Weil, Hannah Arendt y María Zambrano”.

La Escuela de Humanidades y la Librería Alejandría: dos espacios en el centro de Palma que aportan su granito de arena a la salvación del alma de las personas a través de la cultura.

Image modal Image modal

Suscríbete a IN PALMA

4 ediciones al año por 40 €

Suscríbete a IN PALMA

4 ediciones al año por 40 €

COMPRAR