La Palma que fuimos

Bartomeu Reus (Palma, 1886) fotografió paisajes, edificios, fiestas, costumbres, el folklore de aquella Palma sencilla y rural de principios del siglo XX. Ebanista de profesión, cuando cogía la cámara estereoscópica en su tiempo libre aguardaba con paciencia el instante preciso para capturar la magia del momento, que ahora llega hasta nosotros.

Para los buenos ebanistas de hace más de un siglo, cuidar cada detalle, sacar a relucir todas las sutilezas posibles e innovar al mismo tiempo, era una seña de identidad. Así fue como Bartomeu Reus, a la vez que ejercía su oficio en el taller, adquirió una característica tan importante como es la paciencia, que llevó a la práctica en la que fue su gran pasión: la fotografía.

Reus creció en una de esas calles palmesanas del barrio antiguo que hoy conservan la tranquilidad y el silencio de entonces. Si un día quería tomar fotografías en Pollença, por ejemplo, debía cargar su pesado equipo, subirlo a sa camiona, colocar la cámara [...]


--------


Lee este reportaje completo en la revista IN PALMA 77. Y si lo deseas, suscríbete a la revista IN PALMA durante 1 año y recibe en tu casa las próximas 4 ediciones de la revista.

Image modal Image modal