Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

Origen de la persiana mallorquina

Origen de la persiana mallorquina

En la isla estamos convencidos de que la característica persiana “mallorquina” que nos protege del sol, además de darle un toque tradicional a las fachadas de los edificios o casas de campo de la isla, es completamente invento nuestro. Sin embargo, y aunque también la llamen así en algunas facultades de arquitectura, Mallorca no fue el lugar donde se inventaron…

El nombre de persiana viene del francés persienne y, a su vez, de Persia, desde donde se empezaron a exportar por primera vez este tipo de persianas en el siglo XVIII. Aquel primer modelo ha ido evolucionando a lo largo de los años y, esto sí, el “modelo mallorquín” se caracteriza por ser generalmente de madera y por sus lamas que permiten pasar la brisa y algo de luz. Lo usual es que su color sea verde, pero también se puede ver en azul claro o colores tierra. Aunque ahora empiezan a fabricarse en otros materiales más modernos y resistentes (y con menos encanto), continúan funcionando algunas casas de persianas de toda la vida, que defienden el uso de la madera en este objeto tan típico de nuestra arquitectura.

Autor: E. L. E.

Etiquetas: Mallorca, INPALMA

Comentarios

  • Creo que es común a todo el Mediterráneo y nos la queremos apropiar.

  • Y yo pensando que era mallorquina, mallorquina... :/