Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

Espacios reconvertidos

Espacios reconvertidos

Ya lo dijo el filósofo griego Heráclito: “nada es permanente excepto el cambio”. Esta es la evolución de algunos negocios de la ciudad y de la isla a lo largo de los siglos.

S’ESCORXADOR. Allí donde hoy se ubica el Mercado Gastronómico San Juan, algunas terrazas de moda y los cines en versión original CineCiutat, se encontraba el antiguo matadero de Palma. Proyectado por el arquitecto Gaspar Bennazar en 1905, el edificio recibió el primer premio en la Exposición Nacional de Bellas Artes en 1906 y proporcionó carne a los palmesanos durante más de 70 años. (C. Emperadriu Eugènia, 6 Palma).

FÀBRICA RAMIS. Durante casi un siglo, estas impresionantes naves en el centro de Inca estuvieron produciendo material textil y piel. Fàbrica Ramis estuvo desde 1920 en manos de la familia Ensenyat y a partir de los 60 con la familia Ramis. Actualmente es una fábrica de economía colaborativa bajo los principios de sostenibilidad y respeto a las personas, donde se organizan cursos y talleres, eventos, zona coworking... El edificio se ha rehabilitado totalmente manteniendo el aspecto original (Gran Via de Colón, 28 Inca).

CA LA SEU. La familia Monserrat regentó este establecimiento durante más de 500 años. Conocida como una de las esparterías más famosas, hace ya siete años que se convirtió en cafetería. A pesar de no continuar con la antigua actividad artesanal, los nuevos dueños quisieron conservar su esencia manteniendo algunos de los elementos que allí se producían, como las senalles o algunos muebles. Entre estos elementos de otras épocas se pueden tomar unas cañas, vinos o ricas tapas (C. de la Corderia, 17 Palma).

RIALTO LIVING. La primera película que se proyectó en los Cines Rialto fue El príncipe encantador, en 1926. Como otras salas de cine de la ciudad, en 2002 su gran pantalla se iluminó por última vez. Años más tarde, el matrimonio sueco formado por Klas Kall y Barbara Bergman restauró la antigua sala de cine, convirtiéndola en la que es hoy la concept store y tienda de estilo de vida más selecta de Palma. (C. Sant Feliu, 3 Palma).

CASA PLANAS. Los 4.000 m2 de la antigua fábrica y estudio fotográfico de Josep Planas i Montanyà han sido reconvertidos por su nieta, Marina Planas, en un centro cultural y de creación autogestionado donde se organizan cursos, talleres, exposiciones, conciertos o mercadillos, al estilo de otros centros alternativos o underground en Berlín, Madrid o Buenos Aires. Cuentan con estudios para artistas, espacios de coworking y despachos y la sede de la emisora Sputnik Radio.

CENTRE FLASSADERS. A principios del siglo XIX abría esta fábrica textil que mantuvo su actividad hasta 1964. En los 80, el Ayuntamiento de Palma reconvirtió este edificio para usos sociales y actualmente impulsa y realiza acciones de mejora de la igualdad, el civismo y la participación ciudadana. Además de cursos, cuenta con un servicio de banco del tiempo y “temps per tu” para conciliar la vida laboral y familiar. (C. Ferreria, 10 Palma).

MERCAT 1930. El Edificio Mediterráneo es testigo directo de la evolución del Paseo Marítimo de Palma. A principios del siglo XX fue un hotel art decó con acceso directo a la playa. Pero en los años 50 vio cómo se construía frente a él el paseo que hoy conocemos. Desde agosto alberga al nuevo mercado gastronómico de Palma, con 14 puestos en los que degustar ostras, carnes, sabores asiáticos, pinchos y tapas (Av. Gabriel Roca, 33 Palma).

SA POSSESSIÓ. Entre naves industriales en el Polígono de Son Rossinyol resiste al paso del tiempo esta finca rústica que data del siglo XVII y que en los últimos años funciona como centro de dinamización cultural. Allí se organizan exposiciones, festivales de música de diferentes estilos, mercadillos, actividades para niños y grandes fiestas (C. Gremi de Velluters, 14 Palma).

LA PARADA. Hace mucho tiempo que la antigua estación de tren de Plaza de España dejó de funcionar. El restaurante que hoy ocupa su lugar ha querido aprovechar este bonito local para crear un nuevo espacio gastronómico, abierto desde la mañana a la noche y con una carta internacional muy interesante, además de cócteles y una decoración exquisita (Pl. Espanya, 6 Palma).

“COCHERAS” DE SANT FELIU. La calle Sant Feliu cuenta con una amplia entrada en la que antes aparcaban los coches o se usaba como almacén. Hoy este lugar tan práctico ha ganado mucho encanto, y ha sido empleado para exposiciones durante la Nit de l’Art, y sus locales ahora son sede de la escuela de yoga Zunray, la bebida autóctona Pep Lemon o la tienda de decoración Viveca, entre otros. (C. Sant Feliu Palma).

Autor: Georgina de Diego

Etiquetas: Palma, INPALMA

Comentarios

  • muy bien es information.....